12 RAZONES POR LAS QUE PUEDES DAR POR TERMINADO UN CONTRATO DE ARRIENDO

¿Cuáles son mis derechos como propietario de un inmueble al momento de arrendarlo? Muchas veces hemos sido testigos de situaciones en las cuales, por desconocimiento de la normativa, los propietarios se ven obligados a mantener vigente un contrato de arriendo del cual ya no desean ser parte. Es por la preocupación que percibimos en nuestra clientela que ponemos en su conocimiento las razones por las cuales se puede dar por terminado un contrato de arriendo en el Ecuador.

El derecho civil ecuatoriano reconoce tres facultades que tiene todo propietario, la facultad de uso del bien, la facultad de goce del bien, y la facultad de disposición. El arrendamiento de una propiedad recae respecto a la primera facultad, la de uso; misma que el propietario cede a otra persona a cambio de una contraprestación, es decir a cambio del pago de un canon arrendaticio. Este contrato nace de la autonomía de la voluntad de los contratantes y por ende persistirá siempre y cuando persistan la misma intencionalidad y circunstancias previstas en la norma.  Las razones, o circunstancias legales, por las cuales se puede dar por terminado el contrato de arrendamiento previo al cumplimiento del plazo establecido son:

1. La falta de pago de dos o más cánones arrendaticios, sin que estos tengan que ser consecutivos.

2. Cuando el estado físico del bien amenaza con ruina de este y se necesita el desalojo para su reparación.

3. Ruidos del inquilino que impidan convivencia de vecinos o,

4. Enfrentamientos violentos o disputas con el propietario del bien inmueble que se esté arrendando.

5. Cuando se haga uso del bien inmueble a un fin distinto a lo establecido en el contrato

6. Cuando se destine el bien inmueble a un fin ilícito (contrario a derecho)

7. Cuando el inquilino, habiendo causado daños en el inmueble, las instalaciones de agua potable, luz eléctrica, y servicios higiénicos; y a pesar de haber sido requerido por un Juez no ha procedido a la reparación. El incumplimiento de reparación o resarcir el daño provocado habilita al propietario dar por terminado el contrato.

8. Cuando el inquilino subarrienda o cede su derecho al uso, sin autorización del propietario.

9. Cuando el inquilino realiza obras en el inmueble sin autorización previa del propietario.

10. Cuando el propietario decida demoler el inmueble, siendo que deberá avisar al inquilino y permitirle tres meses de estadía para que encuentre un nuevo lugar para vivir (persiste la obligación del pago del canon los tres meses que permanece el inquilino)

11. La decisión del propietario de usar el bien inmueble, siempre y cuando justifique la necesidad de hacer uso.

12. Al momento en que se vende el inmueble objeto de arriendo se da por terminado el contrato de arriendo previo aviso.

Estos son los derechos que le asisten a un propietario, al momento en que da en arriendo un inmueble; sin embargo, cada situación es propia y autónoma por lo que este artículo en ninguna manera surte efecto de asesoría legal particular y tampoco remplaza la asesoría de un profesional del derecho.

Escrito por: Ab. Dayana Reyes Vasquez  Dayana Reyes
Recent Posts

Leave a Comment